CARRILLERA DE CERDO FRESCA

CARR/

Nuevo producto

Las carrilleras, carrillada o cachetes son los mofletes del animal. Se trata de una carne  muy gelatinosa, gracias a las múltiples vetas de colágeno que separan la carne. Requieren cocciones largas, como estofados, guisos, o incluso la cocción al vacío. Pueden hacerse en brasa o plancha tras una cocción anterior. 

Más detalles

9,95 € impuestos inc.

Más

CARRILLERA DE CERDO FRESCA

La Carrillera (denominada también carrillada) es un corte de carne en el cerdo y la ternera procedente de los músculos maseteros. Corresponde a las partes grasas que se encuentran a ambos lados de la cara  La palabra proviene de carillo. Estas partes carnosas, en el caso del cerdo, a uno y otro lado del hocico (nariz)

RECETA:Carrilleras de cerdo al vino tinto

INGREDIENTES:

4 carrilleras de cerdo, 1 cebollas, 2 dientes de ajo, 1 pimiento rojo, 1 zanahorias, 2 puerros, 1/2 litro de vino tinto, sal, pimienta, harina y aceite de oliva virgen extra

Primero debemos dejar las carrillerasbien limpias y sin hueso. Para ello cortamos la carne del músculo superior con un cuchillo bien plano sobre el hueso. En la parte interior también tienen carne así que repetimos la operación con un poco más de cuidado. Cuando ya tengamos la carne separada del hueso la dejamos bien limpia de telillas y le quitamos el exceso de grasa.Una vez tengamos la carne lista, pelamos, cortamos y limpiamos las verduras para rehogarlas a continuación con un poco de aceite de oliva en el fondo de una olla exprés (o en una tradicional si tenemos tiempo). Mientras, enharinamos las carrilleras, las freímos en una sartén con aceite y las reservamos.Cuando las verduras estén bien pochadas, ponemos el medio litro de vino tinto (atención, una botella son 750 cl.), dejamos evaporar unos minutos e introducimos las carrilleras. Cerramos la olla exprés y dejamos cocer unos 15-20 minutos.

 

Reseñas

Escribe tu opinión

CARRILLERA DE CERDO FRESCA

CARRILLERA DE CERDO FRESCA

Las carrilleras, carrillada o cachetes son los mofletes del animal. Se trata de una carne  muy gelatinosa, gracias a las múltiples vetas de colágeno que separan la carne. Requieren cocciones largas, como estofados, guisos, o incluso la cocción al vacío. Pueden hacerse en brasa o plancha tras una cocción anterior.